Reglas del Monopoly

Reglas Monopoly

¿No sabes cómo jugar al Monopoly pero quieres aprender? ¡Es muy sencillo!

En este artículo te dejaré saber las cosas más importantes de Monopoly, tanto reglas como la forma correcta de ganar.

Eso sí, siempre debes leer las instrucciones del mismo tablero que van incluidas en su caja.

Si ya sabes jugar, sigue leyendo este artículo para ver si puedes averiguar alguna forma de ganar que aún no sabías.

Si evitas la bancarrota, puedes convertirte en el jugador más rico del juego.

Instrucciones de Monopoly

Antes de seguir leyendo, quiero que sepas que todo lo que leerás a continuación está relacionado con el juego clásico del Monopoly, ya que este juego tiene varias versiones y en muchas de ellas las reglas y la forma de jugar cambian.

Aun así, la mecánica del juego es la misma en casi todas las opciones de juego, por lo que, si tienes Monopoly de ciudad, estas instrucciones te valdrán.

Preparación del Monopoly

En este juego pueden asistir entre 2 y 8 jugadores como máximo, yo te recomendaría entre 3 y 6 para que el juego no se vuelva aburrido o que no se pierdan ciertas reglas por el camino de tanto usarlas.

La media de duración de la partida será entre 60 y 120 minutos, dependiendo del número de participantes.

En primer lugar, cada jugador elegirá un peón para ser representado en el juego y se colocarán a la vista de todos sobre el tablero.

Se escoge “La Banca”, que es un jugador encargado del dinero del banco, tanto como de las tarjetas de Título de Propiedad, casas y hoteles, para ir entregándolas a los jugadores. Si esa persona también juega, debe separar sus fondos de los del banco.

Si el banco se queda sin dinero, puede emitir tanto como sea necesario de los demás jugadores.

El banco tiene que hacer una serie de tareas: pagar sueldos y bonus, cobrar impuestos y multas, préstamos e intereses y el precio de todas las propiedades que vende y subasta.

Cada jugador tendrá al comienzo de la partida la cantidad de 1,500 que serán repartidos de la siguiente forma: 2 de 500, 4 de 100, 1 de 50, 1 de 20, 2 de 10, 1 de 5 y 5 de 1.

Para comenzar el juego, se deberá decidir qué jugador empieza la partida. Para ello se tiran los dados y el jugador que obtenga la puntuación más alta iniciará la partida.

Y por si no lo sabías, en el Monopoly se juega en sentido contrario a las agujas del reloj, hacia la izquierda.

¿Cómo jugar al Monopoly?

Uno de los jugadores empieza tirando los dos dados de 6 caras, con cuidado de que no caiga encima de ninguna figura del tablero o mazo de cartas (si esto ocurre, la tirada será tomada como inválida). Luego moverás tu peón tantas veces como indica la tirada de dados.

Si en tu tirada sacas dos números iguales, vuelves a tirar sólo después de realizar tu acción sobre la casilla en la que has caído inicialmente. Si ocurre que sacas 3 veces dos números iguales, vas directo a la cárcel. Dependiendo de en qué casilla has caído, se pueden dar ciertas acciones, como:

  • Comprar una propiedad, que debes pagar al banco.
  • Pagar alquiler si caes en la propiedad de otro jugador.
  • Si caes en la casilla de Cárcel, vas directo a la cárcel.
  • Parking gratis.
  • Coger tarjeta: suerte o comunidad.
  • Pasar por la cárcel de visita.

Cada vez que la ficha de un jugador pasa o aterriza sobre la casilla de salida, el banquero le tiene que pagar un salario de 200 al jugador. Sin embargo, esta cantidad solo se paga una vez cada vez.

Por ejemplo, si un jugador pasando por la salida aterriza en el Cofre de la Comunidad y en la carta que ha cogido pone “ve a la salida”, el jugador cobra 2 veces la cantidad de 200. Una vez por pasar sobre la casilla de salida y la otra por volver.

Cuando avances sobre el tablero y aterrices sobre una propiedad que no es tuya, puedes elegir solamente pagar el alquiler, o comprarle esta propiedad al banco con su precio inicial. Después recibirás la tarjeta de Título de Propiedad que muestra esa propiedad. Si no deseas comprarla, el banco la venderá en una subasta al mejor postor hasta que esa propiedad tenga dueño y cualquier jugador puede pujar a partir de cualquier precio.

Pagar alquiler

Cuando caes sobre una propiedad que no te pertenece, el propietario te cobra el alquiler de acuerdo con la lista de su tarjeta. Si esta propiedad está hipotecada, no se puede cobrar alquiler.

Si tienes todas las tarjetas de Título de propiedad en un grupo de color, como propietario puedes cobrar el doble de alquiler por propiedades que no estén mejoradas en ese grupo de color. Esta regla se aplica tanto a propiedades hipotecadas como no hipotecadas de ese grupo de color.

Puedes adquirir ventaja teniendo casa y hoteles en las propiedades porque así los alquileres serán más altos.

Como propietario de una propiedad, es tu responsabilidad pedirle el alquiler al jugador que ha caído en tu casilla antes de que vuelva a tirar los dados. En ese caso no se cobrará ningún alquiler. Por eso es importante concentrarte en este juego.

Oportunidad y cofre de la comunidad

Cuando aterrices en uno de estos espacios, coge la tarjeta superior del mazo indicado y sigue las instrucciones de esta. Después, vuelve a colocar la carta debajo del mazo.

Si el mensaje de una de las tarjetas seleccionadas es “Quedas libre de la cárcel”, podrás mantener esta carta hasta que tengas que usarla y después la volverás a colocar debajo de las demás.

Cuando aterrizas en la cárcel

Si esto te ocurre, no podrás cobrar el salario de 200 cuando necesites pasar por la salida. De todas formas, tu turno termina cuando eres enviado a la cárcel.

Si no eres enviado a la cárcel, pero en tu paso por el tablero aterrizas en esta casilla, estás “sólo visitando”, por lo tanto, puedes avanzar en tu siguiente turno de manera normal.

A pesar de estar en la cárcel, puedes comprar y vender propiedades, casas y hoteles y cobrar alquileres.

Si quieres salir de la cárcel, hay 3 vías para hacerlo: pagando 50 al banco, esperando 3 turnos o utilizando la carta “salir gratis de la cárcel” si la posees.Venta de propiedades

Si hay un número limitado de propiedades y dos o más jugadores quieren comprar más de lo que en Banco tiene, estas propiedades se venderán en subasta al mejor postor.

Las propiedades pueden ser vendidas al Banco siempre por la mitad del precio pagado por ellos.

Casas y hoteles

Si posees todas las propiedades de un grupo color, puedes comprarle casas al Banco tanto como tu situación te lo permita.

Pero no puedes construir más de una casa en cualquier propiedad de cualquier grupo de color hasta que ya se haya construido previamente una casa en cada una de las propiedades de ese grupo color.

El precio de cada casa está situado en la tarjeta de Título de Propiedad.

De momento seguirás cobrando el doble de renta de los jugadores que aterricen en las propiedades no mejoradas de tu grupo de color completo. Si has obtenido 4 casas en cada propiedad de un grupo de color completo, puedes comprarle un hotel al Banco y construirlo en cualquier propiedad del grupo de color. Sólo puedes construir un hotel por propiedad.

Hipotecas

Las propiedades no mejoradas pueden ser hipotecadas por el banco siempre. El valor de esta hipoteca está escrito en cada tarjeta del Título de Propiedad.

Cuando las propiedades tienen edificios, deben ser vendidas a mitad de precio. Por lo tanto, no se puede cobrar alquiler de propiedades hipotecadas.

Si deseas cancelar esta hipoteca, debes pagar al Banco el importe de la hipoteca más un 10% de intereses.

Cuando ya no posees ninguna propiedad de un grupo color hipotecada, puedes comenzar a cobrar casas u hoteles.

Si quieres vender una propiedad hipotecada a otro jugador a cualquier precio, el nuevo propietario puede a su vez cancelar la hipoteca pagándola al Banco más un 10% de intereses.

Si al comprar una propiedad hipotecada no quieres pagar la hipoteca a la vez, tienes que pagarle al Banco un 10% cuando compre la propiedad. De todas formas, si la pagas más tarde, volverás a pagarle al Banco un 10% de interés adicional.

Parking gratis

Este es un lugar de descanso del tablero donde no recibes dinero, propiedades, recompensas o penalizaciones de ningún tipo. Al principio del juego no te favorecerá mucho, pero más adelante puede que sea un gran alivio aterrizar en esta casilla.

Bancarrota

Estás en bancarrota si debes más dinero del que tienes a un jugador o al Banco.

Si tu deuda es con otro jugador, venderás tus propiedades al banco y entregaras el dinero al acreedor.

Si debes al Banco más de lo que puedes pagar, deberás entregar todos los activos al Banco, en este caso el banco subastará todos los bienes, excepto los edificios.

Fin del juego

Los jugadores en bancarrota deben retirarse del juego. El último jugador que queda en el juego es el ganador.